Comida en la playa: qué comer en la playa

Comida en la playa: qué comer en la playa

Finalmente puede disfrutar de un día de relax en la playa, sin embargo, cuando llega el momento de prepararse para ir, surgen varios factores de estrés.

¿Cuáles?

Bueno, por ejemplo, cuándo y cómo aplicar el protector solar, dónde aparcar y, sobre todo, qué comer.

Por supuesto, podría contentarse con lo que encontrará en el bar de la playa o en el restaurante, pero arriesgándose a comprometer su dieta.

De hecho, si lo piensa, ¿por qué debería esperar a llegar al lugar para comprar el almuerzo, cuando podría llevarse su comida fácilmente en un refrigerador pequeño y fiable, sin tener que saltarse su régimen alimentario?

Almuerzo en la playa: las 4 características que hay que respetar

En este punto, tendrá que decidir qué se va a llevar a la playa para almorzar.

Independientemente de los gustos personales, recuerde que los alimentos perfectos para una comida rápida en la playa deben tener, principalmente, 4 características básicas:

  1. Deben ser ligeros
  2. Deben ser fáciles de digerir
  3. Deben ser refrescantes
  4. Tienen que satisfacer el deseo de comer algo bueno.

¿Le resulta difícil encontrar algo que satisfaga estas necesidades?

No se preocupe, le daremos algunos consejos útiles sobre qué comer en la playa sin que le resulte pesado, respetando la línea y su estilo de alimentación.

1. Ensaladas de verduras de hoja verde

Lo que pretendemos llevar a la playa debe ser fácil de transportar y conservar, además de respetar las 4 características enumeradas anteriormente.

Entonces, ¿qué debemos preparar para nuestro almuerzo junto al mar?

Bueno, la respuesta más simple es: una ensalada.

Un plato rápido de preparar con verduras de hoja verde, hinojos, coliflor, apio, pepinos, aceitunas, queso y unos trozos de manzana.

Las ensaladas se pueden preparar de cientos de maneras diferentes, solo tiene que agregar lo que más le guste, lo importante es que sea refrescante (la hidratación en la playa es esencial) y liviana.

2. Ensaladas de pasta o arroz

Sin excederse en las dosis, las ensaladas de pasta y/o arroz son excelentes para llevar a la playa, sazonadas a su gusto.

Representan, a todos los efectos, una comida completa; pueden prepararse con mucha antelación, guardarse en un recipiente grande o en frascos individuales y transportarse fácilmente en un contenedor térmico.

Asegúrese de completar sus ensaladas con una salsa - de yogur o de hierbas - para agregar cuando vaya a servirlas y comerlas (no antes, de lo contrario se secarán).

Independientemente del tipo de ensalada que elija, de verduras de hoja verde, arroz o pasta, lo más importante es que contenga productos frescos y sin envasar.

Así tendrá un almuerzo realmente saludable para su organismo!

3. Macedonia de fruta y batidos

La macedonia de fruta es uno de los almuerzos más frescos y ligeros para llevar y consumir en la playa.

Para hacerla bastará cortar en trozos la que más le guste y agregar un poco de jugo de limón para que no se oscurezca durante el transporte.

Una sugerencia es añadir siempre trozos de sandía, fresca y refrescante.

Contiene muy pocas calorías y es útil para reintegrar las sales minerales.

Si no le gusta la fruta en trozos, puede optar por los batidos, ¡un verdadero concentrado de salud, rico en vitaminas, que combina los beneficios de la fruta y las verduras!

Alternativamente, puede optar por la bebida con sabor a Banana Split para consumir durante su programa Tisanoreica.

4. Sándwich de pollo y aguacate

La elección más rápida, adoptada por la mayoría de las personas, es preparar un sándwich o una tostada rápida para llevar a la playa.

Trate de evitar los embutidos, mejor el pollo, con verduras y aguacate.

La carne blanca es muy liviana y, combinada con los beneficios de las verduras y el aguacate, puede ser una opción ganadora para su almuerzo en la playa.

5. Brochetas de pescado

Preparar brochetas de pescado a la parrilla con verduras podría ser una buena manera de combinar la ligereza, la frescura y el deseo de algo bueno.

Perfectas para comer junto al mar, antes de cocinarlas deje marinar un poco en una mezcla de aceite, perejil y ajo.

6. Tzatziki griego

Si no tiene ganas de sentirse pesado en la playa, sino de tomarse solo un tentempié como almuerzo, esta es la solución perfecta.

Sumérjase en el tzatziki griego!

Corte las verduras, hinojo, apio y lo que prefiera de color blanco o verde, mezcle con el yogur griego, un poco de ajo, eneldo y otras especias y luego, cuando sea el momento de comer, sumerja las verduras en esta salsa ligera.

Sabroso, fresco y ligero!

7. Galletas y fruta seca

Otros tentempiés rápidos para llevarse a la playa y muy beneficiosos pueden ser nuestras galletas con sabor a café, o fruta seca pelada.

También puede optar por unas barritas sustitutivas de la comida; lo importante es evitar productos envasados ricos en conservantes artificiales.

No se olvide de los suplementos

Tisanoreica Recuerde que una de las cosas más importantes es preparar el organismo para los días en la playa con suplementos adecuados para el bronceado, que se ingieren antes, durante o después de la exposición al sol, si es necesario.

Elegir y seguir un camino con productos adecuados a sus necesidades, le ayudará a mejorar no solo el aspecto de su cutis, sino también a combatir las imperfecciones de la celulitis y equilibrar mejor las funciones de su cuerpo.


COMPáRTALO: