Ginseng en herboristería: beneficios y propiedades

Ginseng en herboristería: beneficios y propiedades

En un artículo anterior descubrimos los beneficios del jengibre para nuestra salud.

Continuamos este viaje para descubrir unas plantas ricas en propiedades y beneficios importantes para nuestro organismo, esta vez concentrándonos en el ginseng.

El ginseng es muy conocido por sus propiedades energizantes y adaptógenas, típicas de los remedios herbarios, capaces de aumentar la resistencia física y mental del organismo a factores de estrés de diversos tipos.

Lo que tal vez no sepa es que existen 11 variedades de esta planta corta, llamada Panax, con un tallo largo, hojas verdes ovaladas y con raíces carnosas de color claro, muy valiosas desde el punto de vista herbario.

Profundicemos juntos el conocimiento del ginseng, una simple raíz llena de recursos y aplicaciones prácticas.

Clasificación del ginseng

El ginseng se puede seleccionar y clasificar de 3 maneras diferentes, en función del crecimiento de la planta:

  • Fresco: si ha sido recogido antes de 4 años
  • Blanco: recogido entre los 4 y 6 años
  • Rojo: recogido después de 6 años.

Hablamos de una planta utilizada durante siglos en la medicina tradicional china, y no es casual que sea una de las hierbas medicinales más difundidas en el mundo.

Las dos variedades más utilizadas en herboristería son el ginseng americano, que tiene propiedades relajantes específicas, y el ginseng asiático, rico en propiedades tonificantes.

En fitoterapia, sin embargo, se utiliza para estimular el sistema inmunológico y combatir la fatiga y el agotamiento, tanto físico como mental.

Las propiedades del ginseng

El ginseng contiene alrededor de 12 tipos de sustancias bioactivas; los dos compuestos principales son los ginsenósidos y la gintonina, que se complementan entre sí para ofrecer beneficios a nuestra salud.

Aunque aún se necesita más investigación médica, se cree que el ginseng proporciona muchos beneficios a nuestro organismo cuando se integra en una alimentación correcta.

Los beneficios del ginseng para el organismo

Los beneficios derivados del consumo de ginseng para nuestro organismo son numerosos, vinculados tanto a la salud del cuerpo como a la de la mente, gracias a sus propiedades relajantes.

Veamos juntos las principales ventajas del ginseng para nuestro cuerpo:

  • Desempeña una acción antioxidante y antiinflamatoria: puede reducir la inflamación y proteger las células del estrés oxidativo;
  • Ayuda a las funciones cerebrales: puede regenerar habilidades cognitivas mejorando la memoria, el estado de ánimo y el comportamiento;
  • Potencia el sistema inmunológico: gracias a sus propiedades antialérgicas y antimicrobianas, puede fortalecer las defensas inmunitarias y prevenir la gripe;
  • Reduce la fatiga: puede aumentar la energía de las células de nuestro organismo, combatiendo la sensación de cansancio;
  • Reduce los niveles de azúcar en la sangre: el ginseng rojo fermentado puede aumentar la producción de insulina y mejorar la absorción de los azúcares;
  • Facilita la pérdida de peso: puede controlar el apetito, aumentar el metabolismo y quemar las grasas.

Podemos lograr estos beneficios simplemente integrando el ginseng en nuestra alimentación cotidiana, siempre que sea saludable y correcta.

Cómo integrar el ginseng en la alimentación

Agregar la raíz de ginseng a la dieta es muy fácil; de hecho, se puede consumir de varias formas:

  1. cruda;
  2. vaporizada, para hacerla más suave;
  3. hervida para hacer tés e infusiones.

Además, en herboristería se puede encontrar en forma de cápsulas, polvo, comprimidos, aceite o suplementos.

La dosis recomendada que se debe tomar varía en función de diversos factores como el peso, la duración de la administración y la función que debe realizar.

Durante su programa Tisanoreica puede encontrarlo dentro de la infusión energizante o como decotopírico en caso de agotamiento.

En conclusión, se debe recordar que la ingesta de ginseng no se recomienda en caso de embarazo y lactancia.

En cambio como hemos visto, en los demás sujetos el uso moderado puede aportar todos los beneficios de un adaptógeno vegetal.


COMPáRTALO: