Constipación intestinal: 10 buenos hábitos que hay que adoptar

Constipación intestinal: 10 buenos hábitos que hay que adoptar

La constipación intestinal es un trastorno digestivo que puede producirse cuando se ralentizan los movimientos intestinales, es decir, se ve afectada la capacidad del intestino para eliminar los desechos del cuerpo.

Por eso es necesario adoptar remedios saludables para prevenir la constipación. Hoy en día es una condición común entre la población, debido al estilo de vida sedentario y las elecciones de alimentos incorrectas.

La constipación puede reducir la calidad de vida de las personas que la padecen, ya que los residuos de alimentos que se encuentran en el colon causan inflamación, aerofagia y, en consecuencia, molestias.

Lo peor es que muchos no saben cómo prevenir la constipación o cómo tratarla cuando ocurre, lo que provoca la aparición de toda una nueva serie de problemas digestivos.

Generalmente, el intestino es fácil de regularizar, gracias a pequeños cambios en el estilo de vida y a la adopción de algunos métodos para facilitar la digestión.

Hoy quiero compartir con usted 10 buenos hábitos para prevenir la constipación intestinal.

1. Aumente la ingesta de fibras

En primer lugar, le aconsejo que siga una dieta balanceada e ingerir muchas fibras, esencialespara favorecer una buena digestión y movimientos intestinales sanos.

Las fibras le ayudarán a prevenir la constipación y también otras condiciones digestivas, como:

  • Síndrome del intestino irritable;
  • Diverticulosis;
  • Hemorroides;
  • Úlceras.

Los alimentos ricos en fibra son los cereales integrales, las semillas de chía y las semillas de lino, las verduras verdes, las manzanas, las peras, las frutas cítricas, las bayas y las frutas rojas.

2. Limite el consumo de grasas

Los alimentos ricos en grasa no solo reducen el metabolismo, sino que ralentizan también la digestión.

En otras palabras, el intestino necesita más tiempo para digerirlos y, como resultado, aumenta la probabilidad de desarrollar una constipación.

Algunos alimentos que deben evitarse en este sentido son las salchichas, la mayoría de los tentempiés envasados disponibles en el mercado hoy en día, los alimentos que contienen aceite de soja y de palma, algunos condimentos o salsas, la pizza, las hamburguesas y los perritos calientes.

Trate de no abusar del consumo de estos alimentos, y recuerde que una dieta equilibrada es siempre la mejor opción para su salud.

3. Coma carnes magras

El consumo de carne nos ayuda a proporcionar proteínas de alta calidad a nuestro cuerpo, pero, como le expliqué hace unos momentos, es importante evitar los alimentos grasos, por lo que su elección tendrá que caer en carnes magras.

En concreto, le aconsejo que consuma, siempre sin abusar, carne de cerdo, pollo y pavo.

Con este cambio los resultados no tardarán en aparecer!

4. Preste atención a los horarios

Para prevenir el estreñimiento debería consumir sus comidas principales a la misma hora cada día.

Por supuesto, no será tan grave alterar su agenda de vez en cuando, pero mi consejo es mantener en línea general los horarios programados para el desayuno, el almuerzo y la cena.

De este modo, su intestino se acostumbrará a esos ritmos y se regularizará de acuerdo con ellos, sin crear problemas de constipación intestinal.

5. Aumente la ingesta de agua

Beber agua todos los días es una de las cosas más importantes que puede hacer para prevenir el estreñimiento y la mala digestión. El agua se une a la fibra para crear heces más blandas, facilitando su paso a través del colon.

Además, beber al menos 2 litros de agua al día es un buen hábito que ayuda a mantener saludable todo su organismo.

6. Haga ejercicio físico regularmente

Hacer regularmente ejercicio físico es esencial para sostener las funciones del sistema digestivo y prevenir el estreñimiento.

De hecho, cuando mantiene su cuerpo activo, mejora la digestión y los movimientos intestinales. Esto facilita la eliminación de los alimentos digeridos de su cuerpo.

7. Agregue probióticos a su dieta

Los probióticos son microorganismos vivos que, suministrados en cantidades adecuadas, regulan la flora bacteriana en el intestino. Además de prevenir el estreñimiento y las infecciones gastrointestinales, también mejoran el sistema inmunológico y la degradación de los alimentos más pesados.

Algunos alimentos, fuentes recomendadas de probióticos, son el kéfir, el yogur blanco, el té de kombucha, la sopa de miso y los pepinillos en vinagre.

8. Elija los laxantes naturales

Los laxantes naturales son alimentos con propiedades digestivas, capaces de mejorar los movimientos intestinales y prevenir el estreñimiento. Por lo general, también se componen de fibras, agua y elementos antioxidantes, propiedades que ayudan a la digestión.

Algunos de estos alimentos son el zumo de piña y de papaya, el agua tibia con limón o el agua de semillas de lino, los kiwis, las ciruelas y los higos.

9. Tome suplementos alimenticios

Tome suplementos alimenticios que contengan elementos amigos del intestino, como las enzimas digestivas y algunas hierbas aromáticas, capaces de regularizar la actividad de su organismo.

Recuerde siempre que la suplementación no significa reemplazar, por lo que debe seguir una dieta saludable y equilibrada, incluso si toma suplementos regularmente.

10. Vaya al baño cuando lo necesite

Del mismo modo que es perjudicial para su salud restringirse cuando necesita orinar, también lo es cuando evacua los intestinos.

Por supuesto, es posible que no tenga la oportunidad de ir a un baño a ciertas horas del día, pero evite posponerlo cuando, en cambio, se encuentre en condiciones de hacerlo. De esta manera, evitará que el colon se inflame, causando dolor y molestias.

¿Tiene dificultades con la constipación intestinal? ¿O se siente pesado o inflamado? Espero que algunas de estas sugerencias puedan ayudarle a mejorar la situación.


COMPáRTALO: